Como limpiar tu lavarropa

¿Cómo limpiar tu lavarropas?

Sea de carga frontal o de carga superior, te traemos los mejores consejos para que dejes tu lavarropas Whirlpool en perfecto estado.

Si bien los lavarropas Whirlpool cuentan con la función de “Limpieza de lavarropas”, muchas veces quedan restos de suciedad que a través de un procedimiento simple, la podemos quitar y así alargar la vida útil del mismo.

Espacios como el tambor, el filtro, los compartimentos para poner el jabón líquido y suavizante, son algunos de los lugares que en esta guía vas a aprender a cómo quitarles el mal olor y dejarlos listos para volver a lavar.

Cómo limpiar un lavarropas Whirlpool de carga frontal

1) Programá un ciclo de agua caliente (de 40º o 60º está bien) con la máquina vacía. Esto va a quitar los restos de jabón acumulado.

2) Después, programá un ciclo de 40 grados con 2 tazas de vinagre blanco en el compartimento donde se pone el jabón. Esto va a ayudar a eliminar los olores.

3) Luego, quitá el compartimento donde va el jabón y dejalo en remojo en la pileta del lavadero o la cocina. Si está muy sucio, remojalo en una solución con agua caliente y la cantidad apropiada de lavandina.
(Seguí las instrucciones en la etiqueta de cualquier producto que uses, y tomá las medidas de precaución indicadas.)

4) Mientras el cajón está en remojo, humedecé un paño con agua caliente y pasalo por la puerta. Quitá la goma adherida para limpiar la suciedad que está debajo y después volvela a poner.

5) Limpiá dentro del agujero del compartimento del jabón (Hacé esto como uno de los últimos pasos, ya que implica un poco de enchastre).

6) Finalmente, usá un cepillo para limpiar cualquier resto de residuos del compartimento para el jabón. Enjuagá con abundante agua, secá y ponelo en su lugar en la máquina.


Ahora bien, si tenés un lavarropas de carga superior, acá te decimos cómo limpiarlo

El proceso de limpieza para las máquinas de carga superior es un poco diferente:

1) Comenzá por programar un ciclo de agua caliente en el lavarropas.

2) Luego programá un segundo ciclo de lavado con agua caliente y el lavarropas vacío, pero cuando la máquina esté llena de agua y comience a agitar, agregá 3/5 tazas de vinagre blanco, seguidas de media taza de bicarbonato de sodio.

3) Dejá que se mezcle durante 30 segundos y luego apagá la máquina.
Luego, esperá que se asiente entre media hora y una hora.

4) Una vez que la máquina haya enjuagado, reiniciala y finalizá el ciclo. Algunos lavarropas quizá puedan dejarte cambiar el programa para que un ciclo de centrifugado funcione mientras esté escurriendo: esto puede ayudar a aflojar cualquier residuo.

5) Apagá la máquina y pasá un paño humedecido con una solución de mitad de agua caliente y mitad de vinagre por dentro.
Asegurate de pasarlo por todos lados: incluí los bordes y el techo del tambor.

¡Y listo!

Este tipo de limpieza, realizala de acuerdo al uso que le des a tu lavarropas. Es importante hacerlo con cierta regularidad para mantenerlo limpio y de esta manera, prolongar la vida útil. 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *